Aparecer en los resultados de búsqueda de Google es el efecto de un elaborado algoritmo que evalúa unos 200 factores en millones de páginas web con el objetivo de mostrar al usuario la información que está buscando en un momento preciso.
Podría decirse que la base del éxito del buscador es el potente algoritmo y la tecnología desarrollada por los que probablemente son algunos de los ingenieros más capaces del mundo.
Sin embargo parte del éxito de Google reside también en no perder de vista al usuario por ello su algoritmo es revisado, adaptado y ajustado continuamente.
En el artículo the human process behind the algorithm se habla precisamente de cómo Google consigue que su sistema de búsqueda evolucione, modificando su algoritmo de forma que sea siempre relevante y consiga evitar el posicionamiento por spam.
Según el propio Matt Cutts «Google modifica el núcleo de los algoritmos de búsqueda por lo menos una vez al día«.
Uno de los cambios más recientes ha sido la introducción en la SERP de varios resultados del mismo dominio, como ocurre para la búsqueda «apple iPhone» en la que ahora encontramos varios resultados de la página Apple.com entre los 10 primeros.
Este cambio ha afectado a webs de revendedores y evaluaciones de productos de apple que se han visto relegados a la segunda página.
Con este movimiento Google abandona su intención de mantener «diversidad» en la primera página de resultados para valorar más el peso de una web oficial o vinculada más estrechamente al producto buscado.

Los cambios en el algoritmo de búsqueda de Google se basan en gran parte en el feedback que los ingenieros y empleados de Google obtienen de usuarios y webmasters a través de Webmaster Forums, de foros, blogs, de la prensa o de formularios de contacto con Google.
Un equipo de calidad de más de 20.000 personas se ocupa de recoger información y analizar posibles fallos, necesidades, modificaciones, sugerencias y quejas para mantener al buscador en constante evolución, teniendo en cuenta las necesidades de los usuarios y las preocupaciones de los webmasters, ya que cada cambio en el algoritmo puede tener enormes implicaciones para una web o negocio.
El proceso de búsqueda de Google se basa en tecnología y algoritmos pero también en un elemento humano fundamental en el éxito del búscador.